Aspectos básicos del cáncer renal (carcinoma de células renales)

powered by healthline

Average Ratings

Resumen

Los científicos están estudiando qué causa el cáncer renal, una enfermedad que afecta casi dos veces más a los hombres que a las mujeres. Un equipo de investigación encabezado por los científicos del Instituto Nacional del Cáncer ha identificado el gen responsable del tipo de cáncer renal más común. Este cáncer, llamado carcinoma de células claras del riñón "no familiar" esporádico, da cuenta de casi 38,890 de los nuevos casos de cáncer renal diagnosticados cada año, o de alrededor del 90% de todos los casos de esta enfermedad.

Con la identificación del gen de este cáncer renal, los científicos esperan que sea posible desarrollar nuevos métodos para mejorar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer renal y, potencialmente, encontrar maneras de prevenirlo.

¿Quién está en riesgo?

Al igual que la mayoría de los tipos de cáncer, los estudios demuestran que el riesgo de cáncer renal aumenta con la edad. Se presenta con mayor frecuencia entre los 40 y 70 años. Además de afectar más a los hombres que las mujeres, de alguna manera es más común entre los hombres afroamericanos que en los caucásicos. Otros factores de riesgos incluyen:

Consumo de tabaco: la investigación muestra que los fumadores tienen el doble de probabilidades de desarrollar cáncer renal que los no fumadores. Mientras más fuma una persona, mayor es el riesgo. Sin embargo, el riesgo de cáncer renal disminuye para aquéllos que dejan de fumar.

Obesidad: diversos estudios han demostrado una asociación entre la obesidad y el aumento del riesgo de cáncer renal en las mujeres. Un informe sugiere que tener sobrepeso también puede ser un factor de riesgo para los hombres. Las razones para este posible vínculo no están claras.

Exposición ocupacional: varios estudios han analizado las exposiciones ocupacionales para ver si éstas aumentan la posibilidad de los trabajadores de desarrollar cáncer renal. Los estudios sugieren, por ejemplo, que los trabajadores de hornos de coque de las plantas productoras de acero tienen tasas de cáncer renal por sobre el promedio. Además, existe cierta evidencia de que el asbesto en el lugar de trabajo, el cual se ha relacionado con el cáncer pulmonar y el mesotelioma (una forma de cáncer poco común que afecta las células que cubren la cavidad torácica o la cavidad abdominal), también puede estar asociado con el cáncer renal.
Radiación: las mujeres que han recibido radioterapia para tratar trastornos del útero pueden tener un riesgo levemente mayor de desarrollar cáncer renal.

Fenacetina: algunas personas han desarrollado cáncer renal después un consumo excesivo de este analgésico durante un largo tiempo. Este fármaco ya no se vende en los Estados Unidos.

Diálisis: los pacientes que se someten a diálisis durante largo tiempo para tratar la insuficiencia renal crónica tienen un mayor riesgo de desarrollar quistes y cáncer renales.
Enfermedad de Von Hippel-Lindau (VHL): los investigadores han descubierto que las personas que tienen este trastorno hereditario tienen un mayor riesgo de desarrollar carcinoma de células renales, así como también tumores en otros órganos. Los investigadores han descubierto el gen responsable de la enfermedad de VHL y creen que es el mismo gen responsable del desarrollo del carcinoma de células renales.

¿Cuáles son los síntomas?

En sus primeras etapas, el cáncer renal generalmente no causa señales ni síntomas obvios. Sin embargo, a medida que un tumor renal crece, se pueden presentar los síntomas, los que pueden incluir:

  • Sangre en la orina, que es el síntoma más común.
  • Un bulto o masa en el área del riñón.

Otros síntomas menos comunes pueden incluir:

  • Fatiga
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Fiebre recurrente
  • Un dolor en el costado que no desaparece
  • Una sensación general de salud deficiente

La presión arterial alta o una cantidad de glóbulos rojos en la sangre inferior a la normal (anemia) también puede ser una señal de un tumor en el riñón; sin embargo, estos síntomas se presentan con menos frecuencia.

¿Cómo se diagnostica?

Para encontrar la causa de sus síntomas, el médico le preguntará sobre su historial médico, le realizará un examen físico y puede ordenarle exámenes de laboratorio. Es posible que lo sometan a uno o a todos los exámenes siguientes:

  • Examen de sangre para verificar infecciones, anemia y la función renal y hepática.
  • Pielograma intravenoso (IVP, por su sigla en inglés): una serie de radiografías de los riñones, los uréteres y la vejiga tomadas después de inyectar un medio de contraste.
  • Arteriografía: una serie de radiografías de los vasos sanguíneos después de inyectar un medio de contraste en un vaso sanguíneo grande.
  • Ultrasonido de los riñones.
  • Tomografía computarizada (TC) de los riñones.
  • Resonancia magnética (MRI) de los riñones.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET), para ayudar a identificar los tumores.
  • Si los resultados del examen sugieren que puede haber cáncer renal, se puede realizar una biopsia. Una biopsia es la única forma segura de diagnosticar un cáncer. Durante una biopsia, se inserta una delgada aguja en el tumor y se extrae una muestra del tejido. Luego, un patólogo examina el tejido bajo un microscopio para buscar células cancerosas.

La tomografía computarizada y el ultrasonido son los estudios de imágenes utilizados más comúnmente en los pacientes sospechosos de tener cáncer renal.

¿Cuáles son las etapas?

El sistema de clasificación por etapas TNM, creado por el American Joint Committee on Cancer, clasifica los tumores de cáncer renal en cuatro etapas:

  • Etapa I
    El cáncer se encuentra sólo en el riñón y mide menos de 7 cm de diámetro.

  • Etapa II
    El cáncer mide más de 7 cm, pero no se ha propagado más allá de la cubierta externa o la cápsula que rodea al riñón.

  • Etapa III
    El cáncer se ha propagado al vaso sanguíneo principal que lleva la sangre desde el riñón (vena renal) hasta el vaso sanguíneo que lleva sangre desde la parte baja del cuerpo hasta el corazón (vena cava inferior) y/o hasta uno de los ganglios linfáticos alrededor del riñón.

  • Etapa IV
    El cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo y/o a más de un ganglio linfático alrededor del riñón.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para el cáncer renal depende de la etapa de la enfermedad, de la salud general y la edad del paciente, y de otros factores. El cáncer renal generalmente se trata con cirugía, radioterapia, terapia biológica, quimioterapia o terapia hormonal. Los médicos pueden decidir utilizar un método de tratamiento o una combinación.

Cirugía: el mejor tratamiento para el cáncer renal generalmente es la extirpación quirúrgica del riñón. La operación se llama "nefrectomía". La idea es extirpar del cuerpo el riñón enfermo y las células malignas antes que se propaguen a otras partes del cuerpo.

Si el cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos o a otros tejidos, las tasas de supervivencia a largo plazo son buenas. La mayoría las personas pueden vivir con sólo un riñón si el otro es extirpado.

Cuando los pacientes tienen tumores en ambos riñones, se puede extirpar un riñón con una nefrectomía radical y tratar el otro con una nefrectomía "parcial", lo que implica extirpar sólo el tumor y reconstruir el riñón.

Radioterapia: la radiación se puede usar después de una cirugía si el cirujano considera que quedaron células cancerosas, pero usar radiación en el lugar de una nefrectomía es poco frecuente. Cuando se extirpa un riñón, los intestinos se mueven hacia el espacio que antes ocupaba el riñón. La radiación puede dañar estos órganos. Existen diferentes tipos de radioterapia pero todas funcionan con el mismo principio básico de dañar o eliminar las células cancerosas para que éstas no se reproduzcan. La radioterapia se usa principalmente para tratar la metástasis (tumores malignos).

Quimioterapia: la quimioterapia se puede usar en los casos donde el cáncer se ha propagado. El tipo específico de quimioterapia depende del lugar de la metástasis, del tipo y grado del tumor, y de la condición física del paciente. La quimioterapia funciona con el mismo principio de la radioterapia, excepto que las sustancias químicas se usan para dañar o eliminar las células malignas, de modo que no se multipliquen, y el tratamiento es sistémico, lo que quiere decir que la quimioterapia va a todas las partes del cuerpo donde viaja la sangre para eliminar las células cancerosas. Generalmente, la tasa de respuesta es inferior al 20%.

Inmunoterapia: la inmunoterapia implica el uso de fármacos y técnicas de laboratorio para hacer más activo su sistema inmunitario de modo que los glóbulos blancos ataquen y eliminen las células cancerosas. La inmunoterapia es uno de los enfoques para tratar el cáncer renal que se ha propagado. Se está investigando la interleucina-2 (IL-2) sola o en combinación con interferón, vacunas y anticuerpos monoclonales. También tiene una tasa de respuesta de alrededor del 20%.

Terapia biológica dirigida: en el tratamiento del cáncer renal se están estudiando los anticuerpos monoclonales que se dirigen a antígenos o moléculas específicos de las células cancerosas o que participan en el crecimiento de células cancerosas. El bevacizumab (Avastin), un anticuerpo monoclonal cuyo objetivo es el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), el cual participa en la formación de los vasos sanguíneos del tumor, ha sido muy prometedor en ensayos clínicos de cáncer renal. Existen más investigaciones en curso.

Embolización arterial: a veces se usa un tratamiento especial llamado "embolización arterial". En una embolización arterial, se bloquea intencionalmente el flujo de sangre que se dirige hacia el cáncer a través de la arteria. Esto disminuye el flujo sanguíneo que llega al cáncer y puede hacer que el tumor se reduzca de tamaño.

Los investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud informan que el cáncer renal avanzado, generalmente fatal, se puede revertir completa o parcialmente en algunos pacientes con el uso experimental de trasplantes sanguíneos de células madre que done un hermano saludable. Usando este enfoque de investigación, en la mayoría de los 19 pacientes que tenían carcinoma de células renales avanzado resistente al tratamiento en una serie se observó un retroceso sustancial y ocasionalmente completo de los tumores propagados.

Los trasplantes de células madre usan las células sanguíneas del donante para aumentar las defensas del cuerpo contra el cáncer. Las células madre son células inmaduras que pueden transformarse en células especializadas que el cuerpo usa para una variedad de funciones, desde combatir infecciones hasta transportar oxígeno.

Terapia hormonal: este tratamiento se usa para desacelerar o detener el crecimiento de algunos tipos de cáncer, como el cáncer de mama y de próstata. A los pacientes se les administran hormonas para bloquear las hormonas naturales del cuerpo. La progesterona ha sido de ayuda.

Terapia biológica: los pacientes reciben un tratamiento experimental para estimular o restablecer el sistema inmunitario. Unas sustancias conocidas como "modificadores de respuesta biológica", desarrolladas en un laboratorio, ayudan a alterar la interacción entre el sistema inmunitario del cuerpo y las células cancerosas para restablecer la capacidad del cuerpo para combatir la enfermedad.

¿Qué preguntas debo hacerle al médico?

  • ¿Qué tipo de cáncer renal tengo?
  • ¿En qué etapa está la enfermedad?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento? ¿Cuál recomienda? ¿Por qué?
  • ¿Cuáles son los riesgos y los posibles efectos secundarios de cada tratamiento?
  • ¿Cuáles son las posibilidades de que el tratamiento sea exitoso?
  • ¿Qué nuevos tratamientos se están estudiando en los ensayos clínicos? ¿Sería adecuado participar en un ensayo clínico?
  • ¿Cuánto durará el tratamiento?
  • ¿Tendré que hospitalizarme?
  • ¿Afectará el tratamiento mis actividades normales? Si es así, ¿por cuánto tiempo?
  • ¿Cuál es el costo probable del tratamiento?
Por © liveandworkwell.com. Todos los derechos reservados.
Top of page
Vídeos
Medicamentos con Receta*
General Drug Tools recursos
Programas para el Manejo de la Salud*
Health Management Programs programas
Vida Saludable*
Tools for Healthy Living recursos
Búsqueda*
Search Tools recursos
Herramientas de planes de seguro*
Insurance Plan Tools recursos
* todo informacion es en Engles

What is a reference number?

When you register on this site, you are assigned a reference number. This number contains your profile information and helps UnitedHealthcare identify you when you come back to the site.

If you searched for a plan on this site in a previous session, you might already have a reference number. This number will contain any information you saved about plans and prescription drugs. To use that reference number, click on the "Change or view saved information" link below.

You can retrieve information from previous visits to this site, such as saved drug lists and Plan Selector information.