Prevención de caídas en los adultos mayores

powered by healthline

Average Ratings

Introducción

Para muchos adultos mayores, el hogar puede ser un lugar peligroso. Las casas con alfombras, alfombrillas y tapetes sueltos, bordes de alfombras enrollados, iluminación deficiente, cables eléctricos, pisos y escaleras resbalosos sin alfombrar pueden transformarse en una trampa.

Cada año, las caídas son responsables de 11,000 muertes en los Estados Unidos entre las personas de 65 años y más. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una de cada tres personas mayores de 65 años sufrirá una caída cada año; entre un 20% y un 30% de ellas sufrirá lesiones moderadas a graves que disminuirán su movilidad e independencia y aumentarán el riesgo de muerte prematura. Las caídas son un factor que contribuye en un 40% de las admisiones a los hogares de ancianos.

Las personas mayores tienen más probabilidades de tener problemas de salud, de tomar medicamentos que pueden afectar su equilibrio, fuerza o visión, y de tener osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad que produce fragilidad y debilidad en los huesos y hace que las personas mayores sean susceptibles a las fracturas. Las fracturas de cadera, una complicación mayor de las caídas en los adultos mayores, representan 300,000 hospitalizaciones anualmente y pueden ser fatales.

Un estudio de la Escuela de Medicina de Yale sobre personas de 72 años y más que vivían en y alrededor de New Haven, Connecticut, descubrió que la parte más peligrosa de la casa era el piso de las salas de estar, dormitorios y pasillos. En alrededor del 80% de las casas, el piso estaba lleno de "pequeños peligros" que son un riesgo mayor, como alfombras, bordes de alfombras, objetos pequeños, cables eléctricos y pisos resbalosos.

Las escaleras fueron la segunda zona más peligrosa, según el estudio, publicado en el American Journal of Public Health. Faltaban luces nocturnas e interruptores de luz en la parte superior e inferior de las escaleras y también pasamanos. Los peldaños disparejos aumentaban los problemas.

Se determinó que el baño era la habitación más peligrosa. Esto debido a que generalmente las tinas y las duchas no tienen tapetes antideslizantes o tiras abrasivas ni barras para agarrarse. Además de la iluminación deficiente, generalmente los inodoros eran demasiado inestables o demasiado bajos para que una persona mayor se levante de forma segura.

Las cocinas fueron las siguientes de la lista, con iluminación deficiente, banquetas inestables y áreas de almacenamiento que requerían que una persona mayor tuviese que empinarse o agacharse.

Prevención de caídas

Prevenir las caídas es clave para evitar las lesiones causadas por la osteoporosis. Los huesos débiles tardan en sanar, incluso una fractura menor puede incapacitar a una persona mayor y provocar complicaciones tales como neumonía o coágulos sanguíneos.

Consejos para evitar las caídas

Para evitar las caídas, la American Federation for Aging Research ofrece los siguientes consejos para las personas mayores:

Realice una revisión de seguridad en su casa

Deshágase de alfombras o cables que puedan hacerle tropezar. Pida que alguien instale pasamanos firmes en todas las escaleras y barras para agarrarse en los baños. Cubra las escaleras con alfombra de tejido ligero o tiras antideslizantes. No aplique cera a los pisos. Limpie siempre los derrames inmediatamente. Evite encaramarse y estirarse hacia estantes altos. Use una banqueta con pasamanos. Mejor aún: pida a alguien más que le ayude a cambiar las bombillas de la luz del techo. Si usted es un adulto mayor, NUNCA se suba a una escalera.

Realice una clase de ejercicios que aumente su fuerza y mejore su equilibrio.

Los investigadores de la Emory University de Atlanta descubrieron que el arte marcial chino del Tai Chi mejoraba el equilibrio en las personas mayores después de sólo unas pocas semanas y reducía el riesgo de caídas casi a la mitad. Antes de empezar cualquier clase de ejercicios, asegúrese de obtener la aprobación de su proveedor de atención médica.

Controle sus medicamentos

Cada vez que le den una nueva receta para cualquier afección, pregúntele al farmacéutico o proveedor de atención médica sobre los efectos secundarios, como mareos o visión borrosa que pueden alterar el equilibrio. Los medicamentos que pueden causar somnolencia, como los medicamentos ansiolíticos o analgésicos narcóticos, también pueden ser un problema. Las interacciones entre medicamentos pueden causar la pérdida del equilibrio, por lo tanto, asegúrese de entregarle a su proveedor de atención médica una lista de todos los medicamentos que está tomando y pregúntele si alguno de los medicamentos nuevos podría interactuar con los que ya está tomando.

Vístase adecuadamente

Use siempre zapatos de taco bajo con suelas de goma para tener una buena tracción. Nunca use pantuflas, zapatos con suela de cuero ni tacos altos. Pregúntele a su proveedor de atención médica sobre equipos protectores, como ropa rellena con gel y accesorios que protegen las extremidades y la cadera en caso de una caída.

Si bebe, hágalo en forma moderada. El alcohol no sólo interfiere con la formación de huesos saludables, sino que beber también puede volverlo inestable y ponerlo en peligro de caer y fracturarse los huesos.

Artículos relacionados

Massage: the Power of Touch

Milk Isn't the Only Answer: Non-Dairy Sources of Calcium

Por © liveandworkwell.com. Todos los derechos reservados.
Top of page
Vídeos
Medicamentos con Receta*
General Drug Tools recursos
Programas para el Manejo de la Salud*
Health Management Programs programas
Vida Saludable*
Tools for Healthy Living recursos
Búsqueda*
Search Tools recursos
Herramientas de planes de seguro*
Insurance Plan Tools recursos
* todo informacion es en Engles