Actuar como padre o madre de sus propios padres

powered by healthline

Average Ratings

Si pertenece a la generación del "baby-boom", ponga atención: si cree que su padre/madre que envejece está perdiendo la capacidad para manejar sus tareas de rutina, no espere a que se produzca una emergencia médica.

Los padres suelen ser reacios a aceptar ayuda de sus seres queridos por temor a perder su independencia, afirma Joy Loverde, autor de The Complete Eldercare Planner.

Le toca a usted observar la manera en que actúan sus padres y luego hablar cuidadosamente con ellos si cree que necesitan ayuda para sus limitaciones físicas o mentales.

"Cuando estamos con ellos, no podemos actuar como si no tuviéramos ninguna responsabilidad. No podemos permitirnos no poner atención", dice Loverde. "Si lo hacemos, esto nos pillará desprevenidos exclusivamente a nosotros. Las personas de esta generación no están acostumbradas a pedir ayuda".

Problemas a los que debe poner atención

La capacidad, no la edad, es la mejor manera para determinar si su padre o madre necesitan ayuda diaria, afirma Loverde, quien realiza seminarios y ha aparecido en programas de televisión nacionales sobre problemas de la atención de los ancianos. En lugar de usar la edad como un parámetro de medición, Loverde recomienda observar las siguientes señales de advertencia:

Problemas para realizar las tareas básicas, tal como caminar, vestirse, comer y cocinar.

Capacidades intelectuales deficientes. Si su padre o madre se pierden cuando conducen, tienen problemas para responder a las preguntas o no logran recordar nombres y lugares familiares, usted debe considerar si él o ella necesitan atención adicional.

Autocuidado deficiente, como no bañarse y lucir desaseados.

Incumplimiento de las responsabilidades. Busque señales como correo sin abrir, facturas impagas y sobregiros de la cuenta bancaria.

Cambios en la salud, como pérdida de peso, incontinencia (problemas de la vejiga), cambios en el apetito y moretones que pudieran relacionarse con una caída reciente.

Mayor aislamiento. ¿Su padre o su madre han perdido el interés en sus amigos, actividades o pasatiempos? ¿Viven ellos solos y mantienen las cortinas cerradas?

Cambios en la actitud o la personalidad. ¿Están su padre o su madre abusando del alcohol o los fármacos, o hablando acerca de tener depresión? ¿Parecen su padre o su madre discutir más o mostrarse paranoicos de manera inusual?

Todo lo que no sea habitual debe tomarse como una señal de advertencia", afirma Loverde.

Si usted vive lejos de sus padres y sabe que un amigo o pariente irá a verlos dentro de poco, comuníquese con esa persona antes y después de la visita para obtener sus comentarios, opina Loverde.

Puede ser útil llevar a sus padres al médico, quien dirá si existe algún problema con la función cerebral (demencia). Mientras que algunos tipos de demencia en los adultos mayores no se pueden corregir, algunas causas son reversibles y en otras es posible desacelerar su empeoramiento.

Hablar con sus padres

Una vez que haya identificado los problemas, tendrá que acercarse a sus padres. Hacer esto de la manera correcta "es realmente un factor clave en su disposición para abordar un tema que les produce temor", dice Loverde.

"Creo que es mejor hacer preguntas en lugar de hacer afirmaciones", agrega Loverde. Esto es para que sus padres sientan que tienen el control.

Una buena forma de empezar a conversar sobre la atención de los ancianos es preguntando "¿Quién puede pagar por la atención en un hogar de ancianos actualmente?". Si sus padres no responden de inmediato o cambian el tema, al menos ellos sabrán que usted está velando por sus intereses, dice Loverde. Conversar con su ser querido acerca de los problemas de la atención de los ancianos suele tomar más de un intento.

"Realmente tendrá que avanzar a paso lento para averiguar lo que piensan", afirma Loverde. "Los miembros de la familia cometen muchos errores al conversar sobre la vida de sus padres. Ellos desean mantener el control sobre sus propias vidas lo más posible".

Es mejor dividir las responsabilidades de la atención de los ancianos entre varios miembros de la familia, en lugar de dejarles la carga a sólo una o dos personas, dice Loverde. Converse con un asistente social médico acerca de los recursos comunitarios disponibles para ayudar a su ser querido. También existen varios programas y dispositivos para ayudar a sus padres en caso de que no puedan salir del hogar, entre ellos:

  • Dispositivos de respuesta a emergencias, tales como una pulsera o collar equipado con un transmisor de radio con botón, el que se puede presionar si surge un problema médico.
  • Alerta del correo. La oficina de correos puede hacer que alguien se comunique con usted en caso de que el cartero perciba que el correo está comenzando a acumularse.
  • Atención diurna social. Centros comunitarios e iglesias suelen ofrecer comidas grupales, actividades de recreación y viajes para los adultos mayores.
  • Atención diurna para adultos. Estas instalaciones especializadas y autorizadas, que cuentan con profesionales de la atención médica, cuidan a las personas que no pueden estar solas en su hogar durante el día. Por lo general se requiere de una orden médica.
  • Atención de relevo. Si usted es un cuidador, existe atención disponible a domicilio y fuera del hogar.

Las iglesias, hospitales, organizaciones de adultos mayores y agencias sobre el envejecimiento son algunos de los recursos con los que puede comunicarse para obtener información sobre servicios de atención de ancianos.

Por © liveandworkwell.com. Todos los derechos reservados.
Top of page
Vídeos
Medicamentos con Receta*
General Drug Tools recursos
Programas para el Manejo de la Salud*
Health Management Programs programas
Vida Saludable*
Tools for Healthy Living recursos
Búsqueda*
Search Tools recursos
Herramientas de planes de seguro*
Insurance Plan Tools recursos
* todo informacion es en Engles